¿Cómo se defienden los casos de homicidio por intoxicación y agresión por intoxicación?

Por razones obvias, los casos de Agresión por Intoxicación y Homicidio por Intoxicación son casos extremadamente graves que deben ser manejados de manera exhaustiva y agresiva por un abogado defensor criminal con experiencia. Estos casos pueden resultar en castigos severos y también presentan problemas más complejos que los casos de conducción regular en estado de ebriedad. La oficina del Fiscal de Distrito tiene una división especial, generalmente conocida como delitos vehiculares, dedicada a manejar estos delitos y puede estar seguro de que los mejores y más experimentados fiscales manejarán el caso en nombre del Estado. Si se le acusa de agresión por intoxicación o homicidio por intoxicación, es fundamental que hable con un abogado defensor penal con experiencia de inmediato.

Según el Código Penal de Texas 49.07, el asalto por intoxicación se define como operar un vehículo motorizado en estado de ebriedad causando “lesiones corporales graves” a otro. “Lesión corporal grave” se define como una lesión que crea un riesgo sustancial de muerte o que causa una desfiguración permanente grave o la pérdida o deterioro del uso de una extremidad u órgano. El asalto por intoxicación es un delito grave de tercer grado, que conlleva un castigo potencial de 2 a 10 años de prisión y una multa de hasta $ 10,000. Según el Código Penal de Texas 49.09, el asalto por intoxicación puede convertirse en un delito grave de segundo grado si el acusado causó lesiones corporales graves al bombero o al personal de emergencia mientras se encontraba en el “desempeño real” de un deber oficial, o un delito grave de lesiones corporales graves en primer grado. es causado a un oficial de policía o juez, mientras se encuentra en el “desempeño real” de un deber oficial. Además, si se demuestra que el accidente causó una lesión cerebral traumática que dejó a una persona en estado vegetativo, el homicidio por intoxicación puede convertirse en un delito grave de segundo grado.

Bajo el Código Penal de Texas 49.07, Homicidio por Intoxicación se define como operar un vehículo motorizado en estado de ebriedad, causando la muerte de otro por accidente o error. El homicidio por intoxicación es un delito grave de segundo grado, que conlleva un castigo potencial de 2 a 20 años de prisión y una multa de hasta $ 10,000. Según el Código Penal de Texas 49.09, el homicidio por intoxicación puede convertirse en un delito grave de primer grado si causó la muerte de un bombero, personal de emergencia, oficial de policía o juez en el “desempeño real” de sus funciones oficiales.

Debido a la gravedad de estos casos, casi siempre involucrarán muestras de sangre, por lo que un abogado de defensa criminal debe sentirse muy cómodo al comprender y desafiar las pruebas de extracción de sangre de laboratorios y hospitales. Como mínimo, la defensa debe contratar a un experto de laboratorio para evaluar la confiabilidad de las pruebas de sangre en el caso y estar preparada para impugnar la admisibilidad de la prueba por razones legales, incluidas las violaciones probatorias y los argumentos de que la prueba se obtuvo en violación de los derechos del acusado (como en el caso de una orden judicial defectuosa para obtener sangre) o las leyes de Texas con respecto al procedimiento de extracción de sangre. Del mismo modo, un abogado de defensa criminal debe sentirse cómodo revisando registros médicos e informes de accidentes, ya que cualquier caso que alegue muerte o lesiones corporales graves incluirá registros médicos, informes de toxicología e informes de autopsias / forenses.

Un tema de enorme importancia en los casos de agresión por intoxicación y homicidio por intoxicación se conoce como “causalidad”. Según el Código Penal de Texas 6.04, una persona es penalmente responsable de un delito si el resultado (en este caso, el accidente que causó la muerte o lesiones corporales graves) no hubiera ocurrido “de no ser por” su conducta. En los casos de Agresión por Intoxicación y Homicidio por Intoxicación, esta cuestión se plantea a menudo como si la conducción del acusado en estado de ebriedad causó la muerte o lesiones corporales graves, o si el testigo que presentó la queja actuó de una manera que no era la causa de la lesión o muerte. 

Para ilustrar este punto, imaginemos que un acusado conduce en estado de ebriedad por la noche en una carretera oscura. Aunque está ebrio, este acusado está conduciendo bien, sin exceso de velocidad ni desviándose, y no representa un peligro para los demás conductores. Si este imputado golpea a un ciclista que andaba con su bicicleta en medio de la calzada sin luces encendidas de tal manera que el imputado no pudo haberlo visto venir, el Estado lo tendrá muy difícil para demostrar que la intoxicación del conductor causó el accidente, por lo que es fundamental que esta área se investigue a fondo.

Para establecer la causalidad, el Estado presentará la reconstrucción del accidente y el testimonio de un oficial de policía. Un abogado de defensa criminal también debe consultar con un experto en reconstrucción de accidentes que pueda ayudar a establecer una posible defensa de causalidad. En muchos casos, la causalidad es lo único que se interpone entre una condena por agresión por intoxicación o homicidio por intoxicación y una condena por delito menor por conducir en estado de ebriedad.

Mientras se desarrolla una defensa sólida y completa, también es fundamental que el acusado desarrolle pruebas de mitigación que puedan ayudar a reducir una posible sentencia en caso de una declaración de culpabilidad o veredicto. La expresión planifica lo mejor, pero prepárate para los peores resúmenes de esta parte de la defensa. La evidencia de mitigación es cualquier evidencia que tienda a justificar una sentencia más baja. Cuando sea apropiado, esto puede incluir hacer que un acusado reciba tratamiento por alcoholismo. Los abogados también pueden tomar medidas proactivas como pruebas semanales de drogas y / o monitoreo diario de alcohol para demostrar que un acusado ha evitado el alcohol o sustancias ilegales desde el arresto. También es una buena idea desarrollar una lista de referencias de personajes que puedan testificar y / o escribir cartas de referencia de personajes en nombre de un acusado que puedan usarse para una posible sentencia.

Ser acusado de asalto por intoxicación o homicidio por intoxicación puede ser extremadamente difícil, pero un abogado defensor criminal con experiencia puede asegurarse de que obtenga el mejor resultado y deje atrás un incidente trágico. Si se le acusa de cualquiera de estos delitos en cualquier lugar del área metropolitana de Houston, el abogado José Ceja es una excelente opción. Llame hoy para programar una consulta gratuita.