La Navegación En Estado de Ebriedad (BWI)

Si está celebrando en un lago o río en Texas mientras disfruta de bebidas alcohólicas, debe tener en cuenta las leyes sobre navegación en embarcaciones en estado de ebriedad. Mucha gente se sorprende al saber que la navegación en estado de ebriedad (BWI) se puede tratar con la misma seriedad que la conducción en estado de ebriedad (DWI) en Texas. Los oficiales de seguridad marítima patrullan cuerpos de agua recreativos de la misma manera que los oficiales de policía patrullan calles y carreteras y están entrenados explícitamente para buscar navegantes intoxicados.

Según la ley de Texas, una embarcación se define como una embarcación, uno o más esquís acuáticos, un hidroavión u otro dispositivo utilizado para transportar o llevar a una persona en el agua, que no sea un dispositivo propulsado únicamente por la corriente del agua. La definición de intoxicación es la misma que DWI y casos relacionados y define la “intoxicación” como una pérdida del “uso normal” de las facultades mentales o físicas (debido a la ingestión de drogas o alcohol), o una concentración de alcohol de .08% o más. Los castigos por cargos de BWI son similares a los casos de DWI. Según el Código Penal de Texas 49.06, un cargo por primera vez de BWI se castiga como un delito menor de Clase “B” con un máximo de 180 días en la cárcel y una multa de hasta $ 2000, más un mínimo de tres días en la cárcel (curiosamente, a diferencia de En los casos de DWI, la primera vez que BWI no se incrementa a un delito menor de Clase “A” si tiene una concentración de alcohol de .15 o más). Las ofensas subsecuentes son castigadas de manera similar a las ofensas subsecuentes por DWI y se vuelven significativamente más severas con cada ofensa.

Hay varias diferencias importantes entre los casos de DWI y BWI de Texas que es importante tener en cuenta. Primero, a diferencia de un automóvil, es legal consumir bebidas alcohólicas mientras se opera un bote, siempre y cuando no se intoxique. En segundo lugar, a los oficiales de seguridad marítima se les permite realizar controles de seguridad en el agua de embarcaciones y ocupantes sin sospechas razonables (a diferencia de las investigaciones de DWI, donde los oficiales generalmente deben tener sospechas razonables para detener a un conductor y realizar una investigación de DWI). La validez de estas paradas de botes y embarcaciones de agua, posiblemente en violación de las Constituciones de Texas y Estados Unidos, ha sido apelada, pero la Corte de Apelaciones Criminales de Texas ha sostenido que el interés del Estado en proteger a sus ciudadanos y hacer cumplir la seguridad de la navegación justifica controles limitados de seguridad en el agua. . La ley de Texas especifica el alcance de los controles de seguridad del agua en el Código de Parques y Vida Silvestre de Texas.

Aunque se supone que los controles de seguridad en el agua son de alcance limitado y para un conjunto definido de propósitos, la realidad es que una vez que un oficial de seguridad marina está a bordo de su barco, un control de seguridad en el agua puede convertirse rápidamente en una investigación de la BWI. Desafortunadamente, muchos de los síntomas de estar en el agua bajo el viento y el sol pueden confundirse con los signos y síntomas de intoxicación que normalmente se observan en un caso de DWI, y es fácil para un oficial de seguridad marina creerle al operador de un barco. está intoxicado cuando ese no es el caso.

La investigación de un caso de la ICM presenta desafíos únicos para los oficiales de seguridad marítima. Cualquiera que haya estado en un barco durante algún tiempo estará familiarizado con las “piernas marinas”, la ilusión de movimiento que se siente en tierra firme después de estar en un barco. Esto puede invalidar totalmente las pruebas de equilibrio estándar (conocidas como Pruebas de sobriedad de campo estandarizadas) utilizadas en las investigaciones de DWI, ya que sería prácticamente imposible pasar las pruebas con un pobre sentido del equilibrio. Como resultado, las fuerzas del orden han desarrollado un conjunto de pruebas altamente cuestionables conocidas como Pruebas de sobriedad de campo marino que se administran mientras el sospechoso está sentado. Estos incluyen la prueba de la vista utilizada en los casos de DWI y una serie de pruebas, como el recuento hacia atrás de la prueba de palmaditas que se deben realizar mientras un sospechoso está sentado.

Estas pruebas deben desafiarse enérgicamente. En primer lugar, las pruebas deben realizarse de la manera exacta prescrita por el manual que se supone que deben seguir los oficiales de seguridad marítima. Esto se debe a que las pruebas fueron “validadas” en estudios que supuestamente prueban su efectividad. Como resultado, deben realizarse exactamente de la misma manera en que se hicieron en los estudios, de lo contrario no deberían ser admitidos en los tribunales. Un abogado de defensa criminal capacitado debe estar listo para contrainterrogar a la policía sobre la forma en que se administraron las pruebas para demostrar que los oficiales se desviaron de las pruebas. Tanto en los casos de BWI como de DWI, es extremadamente común que el oficial que lo arresta esté mal capacitado y arruine la administración de las pruebas de sobriedad. Es fundamental que su abogado en un caso de embarcación en estado de ebriedad comprenda las pruebas mejor que la policía.

Si lo arrestan por BWI, generalmente se le pedirá que dé una muestra de aliento o sangre para determinar su concentración de alcohol. Si su resultado es .08% o más alto o se niega a proporcionar una muestra, tendrá un caso contra su licencia de conducir de Texas (o su capacidad para obtener una si no tiene una) conocido como Revocación de licencia administrativa (ALR). caso. Este caso será muy similar a un caso ALR derivado de un caso de DWI y tendrá 15 días para hacer la solicitud para luchar contra la suspensión de su licencia de conducir. Este caso se lleva a cabo en un tribunal separado con un juez y un fiscal separados del caso de la ICM, y los casos generalmente no se afectan entre sí.

Ser acusado de BWI puede convertir rápidamente un día agradable en una pesadilla, pero un abogado con experiencia en DWI / BWI puede ayudarlo a obtener el mejor resultado posible y proteger sus privilegios de conducir en Texas. Si ha sido acusado de BWI en cualquier parte del área metropolitana de Houston, el abogado José Ceja es una excelente opción. Llame hoy para programar una consulta gratuita.